Saltar al contenido

Ventajas de los focos de piscina con LED

Los focos led de piscina con tecnología LED suponen la última generación en sistemas de iluminación de piscinas y poco a poco, van sustituyendo a las clásicas lámparas halógenas frente a las cuales presentan numerosas ventajas.

Por tanto, la transición de las viejas bombillas halógenas a las nuevas con tecnología LED es algo a tener en consideración ya que no se necesita ningún cambio en la instalación eléctrica existente, lo que incluye los transformadores, que podrán mantenerse.

Ventajas de los focos de piscina con LEDs respecto a las bombillas halógenas

  • Mayor vida útil: La durabilidad es una de las características más destacables. La bombillas LED empleadas en la iluminación de piscinas tienen una duración muy superior a los focos halógenos más convencionales, superándolos en una relación de 25/1. Algunas bombillas LED llegan a tener una duración ¡de hasta 50,000 horas!
  • Bajo voltaje, lo que significa que el LED es mucho más seguro que las luces de la piscina incandescentes.
  • Las luces LED no emiten calor con lo que se evita el riesgo de quemarse en caso de falta de refrigeración.
  • Las luces LED son más brillantes ya que tienen un diseño de reflector y una geometría de lente superiores, lo que aumenta la intensidad y los efectos de color en el fondo de la piscina. Sin embargo, no pienses que porque un foco contenga más leds su luz es necesariamente más brillante. También depende de su eficiencia en el uso de la energía (eficiencia luminosa).
  • El consumo eléctrico es de 5 a 20 veces inferior al de las halógenas.
  • Las bombillas LED se apagan de forma gradual al final de su vida útil mientras que las bombillas halógenas, por otro lado, se apagan de repente dejando la piscina sin iluminación sin previo aviso.
  • Un diodo no se ve afectado por la conmutación. Podemos encender y apagar las luces con la frecuencia que necesitemos.
  • Repetuosos con el medio ambiente: al contrario que una bombilla convencional, los LEDs no contienen ni wolframio ni tungsteno. Tampoco mercurio, como los tubos fluorescente, ni metales pesados o derivados por lo que pueden destruirse sin problemas. Por otra parte, no emiten radiación ultravioleta y con una menor disipación de calor, contribuyen positivamente al ahorro energético y a mejorar el planeta.
  • Tamaño reducido, del orden de milímetros, lo que permite ajustarse a un gran abanico de aplicaciones.
  • la luz de un diodo va siempre direccionada, lo que reduce la contaminación lumínica. Las luces LED de piscina de calidad iluminan de forma mucho más uniforme que las luces halógenas y viajan más lejos a través del agua. Las luces halógenas proporcionan una luz más enfocada (piensa en un haz de antorcha), mientras que las luces LED difunden más la luz dando lugar a un efecto brillante. Este efecto de brillo es particularmente notable en piscinas con interiores de colores claros. Los acabados más oscuros disminuyen la cantidad de luz disponible para reflejarse.
  • El LED de piscinas permite reducir considerablemente la sección de los cables entre el proyector y el cuadro eléctrico. Se consiguen ahorros en el coste de instalación y se facilita la conexión al transformador. Mientras que conectar un proyector de 300 W requeriría generalmente una sección de cable de 10 mm², una iluminación LED sumergida puede utilizar una sección a partir de sólo 1 mm².

Reciclaje de bombillas

Con respecto al reciclaje, las bombillas halógenas pueden desecharse de manera normal junto con los residuos domésticos. Sin embargo, no pueden ser recicladas junto con otros productos que contienen vidrio debido a que es muy complicado separarlo de las demás partes.

En cuanto al reciclaje de las bombillas LED, debes saber que las bombillas que ahorran energía pueden ser desechadas de forma gratuita en cualquier punto limpio de recogida.

Ventajas de los focos de piscina con LEDs respecto a las luces de fibra óptica

Las luces de fibra óptica vienen con una amplia gama de colores y se pueden instalar fácilmente debajo del agua, alrededor de la piscina o dentro de una cascada. Pero quizás la mayor ventaja de las luces de fibra óptica es la simplicidad al reemplazarlas. Con frecuencia se colocan sobre la piscina en una caja seca. Todo lo que tienes que hacer es abrir la caja y cambiar la bombilla. Es mucho más rápido que cambiar las bombillas LED.

Pero si hablamos de coste y durabilidad, las luces LED ganan de nuevo. Las luces de fibra óptica requieren un ventilador fuerte para enfriar la bombilla lo que supone un costo extra. Además, en comparación con la vida útil de 15 años de una luz LED, las luces de fibra óptica raramente pasan de siete.